Meditación con cuencos tibetanos

 

"Existen diferentes vías de interrogar al Universo en el que vivimos. Nuestro entorno no es sólo color, sino también sonido".

 

Los cuencos tibetanos están forjados a mano de forma artesanal, con una aleación de siete metales: oro, plata, mercurio, estaño, plomo, cobre y hierro, que representan los siete planetas que eran conocidos en la antigüedad, pero desafortunadamente del Tíbet sólo les queda el nombre, ya que hoy en día la mayoría de los cuencos están fabricados en Nepal e India.

Las terapias que trabajan con el sonido están basadas en el principio de la resonancia y los cuencos tibetanos emiten unas vibraciones que ayudan a equilibrar las vibraciones que emite nuestro cuerpo, así que si estamos pasando por una fase de bloqueo o enfermedad (sea física o emocional) meditar con el sonido de los cuencos tibetanos nos ayudará a recuperar el equilibrio, ya que nuestro cerebro, al estar en calma, libera ondas alfa, que no son otras que las ondas que nos inducen a la relajación y que nos producen una sensación de bienestar. Las ondas alfa son las responsables de que podamos concentrarnos mejor, de que le saquemos mayor partido a nuestra memoria, de que nos sintamos más tranquilos y que nos liberemos de ciertos miedos.

Los beneficios de la meditación con cuencos tibetanos o de una sesión de sonoterapia incluyen el alivio de la ansiedad, el estrés y el insomnio, además de reforzar el sistema inmunológico.

Pero no sólo tiene beneficios a nivel físico, la vibración de los cuencos son una poderosa herramienta de crecimiento personal. Su sonido nos ayuda a alinear los chakras y a limpiar el aura, incrementando nuestra intuición y adentrándonos en un estado de paz interior.

 

Contacto:

Centro Indigo
Calle Manila 49, bajo

08034

Barcelona

info@centroindigo.org

Teléfono: 630084625

Ahora también puede informarse sobre todo lo relativo a nuestra asociación a través de las redes sociales.